Wearable-futuro

La tecnología del futuro: más cerca de lo que te piensas

Ya te hablamos de los wearables hace unas semanas y, hoy, lo volvemos a hacer. A ver, no pienses eso de “que rallados estos” porque si en el anterior post te contamos qué es eso de los wearables o la tecnología ponible (así en ambiente castellano) y te pusimos ejemplos de algunos que existen hoy en día, en el post de hoy te hablamos de eso de lo que nos espera. Al lío.

Hace unas semanas tuve la suerte de acudir al #MGGHUB de octubre en el que se hablaba, entre otros temas, de los wearables.

Aluciné con las cosas que llevaron, especialmente con una especie de casco como con tentáculos (no sé describirlo mejor) que “supuestamente” hace que te concentres también. También estaban como no, las Google Glass.

Pero no fue esto con lo que me quedé, fue con lo que Pedro Diezma, CEO de Zerinthia Tech, nos contó sobre las implicaciones que va a tener esta tecnología, denominada como Internet de las Cosas, en aspectos cotidianos de la vida de las personas. Así por ejemplo como dicen en la web de las Madrid Geek Girls:

“Se calcula que en apenas 10 años estaremos llevando más de 7 dispositivos inteligentes con nosotros, pegados a la piel.”

Y es que esto no son solo relojes, o gafas, o anillos, son muchísimas más cosas. Son camisetas inteligentes que se adaptan a la temperatura externa para que tú no pases ni frío ni calor. Son pulseras o relojes a través de los cuales se pueda gestionar la espera en un hospital. Son lentillas con las que al ponérnoslas, seremos capaces de estar divirtiéndonos con nuestro videojuego favorito, sin necesidad de mandos o cables.

Son wearables a través de los cuales expresar emociones y hacer parecer que muchas veces las distancias son mucho menores.

Todo esto será así porque nosotros mismos lo demandamos y logramos (o esperamos lograr) todos estos beneficios de los wearables:

  • Mejora de eficiencia empresarial (20 – 30%).
  • Optimización de procesos (30 – 40%).
  • Reducción de los costes de información (15 – 20%).
  • Incremento productividad (20 – 30%).
  • Mejora operativa / Logística Almacenamiento (15 – 20%).

Uno se los proyectos de los que más se habla es de ProGlobe. Este guante nacido en Alemania y con el objetivo de ser usado en grandes cadenas de producción, cuenta con diferentes sensores en toda su superficie, así como una pantalla en el mismo, para que las manos de aquella persona que los lleve, se conviertan en herramientas inteligentes capaces de reconocer aspectos tales como la temperatura, el voltaje o las propias piezas que toca.

Además, por si esto fuera poco y, corroborando uno de los puntos mencionados arriba sobre la optimización de los procesos, ProGlove será capaz de monitorizar a la propia persona que los usa, pudiendo medirse el nivel de productivdad y el comportamiento general del trabajador.

Nosotros mismos creamos todo esto, el Internet de las Cosas, para hacernos la vida más fácil, aunque solo sea un poco. Piensa en las propias casas dentro de unos años… Si yo le contará a mi abuela que puedo programar la lavadora, por ejemplo, desde mi teléfono móvil, ni se lo creería.

Y qué decir del ámbito sanitario… Pedro nos contó las pruebas que se están llevando a cabo entre drones y Google Glass en casos de accidentes de tráfico, en los cuales el médico es capaz de ver a través de las Google Glass y el dron qué ocurre o qué hay en determinados puntos donde la visión humana no llega.

En unos años no van a ser solo pulseras con las que publicar en Facebook que has corrido 5 kilómetros por tu barrio, van a ser cyborgs capaces de mejorar la vida de muchas personas por medio de prótesis robóticas. Un ejemplo de esto es Open Bionics, prótesis hechas gracias a la tecnología de impresión 3D.

Puede que nos dé un poco de miedo este mundillo… O que nos encante. Pero lo que seguro que si tenemos hoy por hoy, es curiosidad. Porque si nuestra vida ha cambiado desde que llegó el smartphone a ella, hace no tantos años, ¿cómo puede ser si vivimos cada día a través de un mundo de realidad virtual?

A mí se me ocurre que, por lo pronto, puede que Ikea no siga siendo el gigante de los muebles…

Irene Martínez

Marketing Online, Social Media y contenidos. Chocolate-adicta, proyecto de runner y ex-londinense . Para todo lo demás, elblogdechocairin.com