codigo

¿Deberías aprender a programar?

¡Aprende a programar!

Existe una conspiración mundial liderada por Mark Zuckerberg para que todo el mundo aprenda a programar. ¿Por qué? Nadie lo sabe, quizás porque odia a la humanidad y quiere vengarse de aquellos guapetes que se reían de él en el insti viendo cómo ahora se humillan a sí mismos intentando en balde conseguir un simple “hello world” mientras golpean el teclado como el homínido de 2001 (o el niño alemán cabreado de Youtube, si eres de la Logse y no sabes quién fue Kubrick).

O quizás Mark Z (no confundir con Mazinger) esté maquinando una estrategia de marketing para tratar de darle glamour al desarrollo de software y convertir al programador en un rock star, cambiando la imagen mental que normalmente solemos tener de este colectivo:

nerd

Por si los niños no tenían bastante con las matemáticas…

Sean cuales sean las intenciones maquiavélicas del niño mimado de Silicon Valley, el caso es que Mark Z se ha aliado con otras viejas glorias como Bill Gates para financiar “code.org“, una iniciativa que busca a toda costa introducir el aprendizaje de lenguajes de programación en los coles de educación primaria. Este es su video de presentación:

Si hace diez años estudiar inglés era casi un imperativo moral, hoy por hoy a los niños se les presiona para que aprendan a desarrollar las Apps del futuro, y de paso saquen a sus padres de pobres. Incluso Google acaba de lanzar “Made with code“, una campaña para incentivar a las niñas a programar.

Programar es demasiado mainstream

Pero afortunadamente no todos los gurús están de acuerdo con esta fiebre del código para todos. Superhéroes como Linus Torvalds (fundador del SO que lleva su nombre) quitan la presión a nuestros chavales afirmando que la programación no es tan simple como Mark Z nos quiere hacer creer, ni está al alcance de todo el mundo:

No es como saber leer y escribir y hacer operaciones matemáticas básicas.

Más lejos todavía llega Kevin Maney, redactor de tecnología que nos advierte de la gilipollez que podría suponer aprender a programar hoy en día, ya que según él, en el año 2030 será un conocimiento obsoleto:

Las computadoras llegarán a entender nuestro lenguaje, entender nuestros términos, no el de ellas. Cuando eso suceda, la naturaleza misma de la programación cambiará.

¿Aprender a programar o no aprender a programar?

El debate está servido. En lo que a mi respecta, como pensador a largo plazo y buen vago español, estoy dispuesto a creer en Maney y esperarme 15 años para ver si mi ordenador me entiende y hace lo que le pido, ahorrándome de paso las clases de Java. Vosotros haced lo que queráis…

Jorge Dueñas

Diseñador digital, historiador del arte y friki sin límites. Escribo sobre series en OchoQuince y sobre Arte y cultura digital en Realidades Inexistentes.